viernes, 4 de abril de 2014

La respuesta de Abu Hanifa

La respuesta de Abu Hanifa 

El Imam Abu Hanifa (rahimahu Allah) uno de los más grandes sabios del Islam, vivía en Bagdad. Había educado a muchos discípulos. Tenía la confianza y el respeto de todos en esa época vivía un erudito que negaba la existencia de Allah. Este hombre aprovechaba en sus viajes cualquier oportunidad para discutir este asunto con los sabios y eruditos.
El erudito no-creyente había oído de la fama de Abu Hanifa, así que se dirigió a Bagdad para hablar con él de este tema. Le encontró y quiso comenzar la discusión pero Abu Hanifa dejó sin contestar sus planteamientos, pidiendo reunirse con él otra vez al día siguiente en el mismo lugar. Dijo que le contestaría entonces.
Al día siguiente Abu Hanifa no estaba en el lugar convenido. Esto no le gusto al erudito, pero justo cuando se iba a ir, Abu Hanifa apareció. El erudito le dijo:-¿Por qué llegas tan tarde? ¿Tenías miedo de debatir conmigo?
Abu Hanifa contestó. No, no tengo miedo,como sabes el río Tigres divide Bagdad en dos partes, y yo vivo al otro lado del río. La noche pasada, un fuerte viento destruyó el puente sobre el río. Quise construir un puente de inmediato, sin ingenieros ni carpinteros, así que ordené a los árboles y rocas que están allí que me hagan un puente deprisa. Lo hicieron pero tardaron más de lo previsto. No obstante, crucé el puente y vine, aunque un poco tarde. Aquí estoy.
El no-creyente se echó a reír y preguntó: -¡Oh gente! ¿En verdad que este es el más sabio de entre vosotros? ¿Es posible que se pueda construir un puente sin carpinteros e ingenieros? ¿Cómo alguien inteligente puede creer en eso?
Entonces Abu Hanifa explicó:
-¡Oh hombre insensato! Dices que un puente no se puede construir sin carpinteros e ingenieros. ¿Cómo es que mantienes, entonces, que este magnífico universo se creó a sí mismo?
El erudito no-creyente no encontraba nada que decir. Solamente pudo balbucear:
-El asunto queda zanjado. Muéstrame a Allah y creeré en Él.
Abu Hanifa pidió que le trajeran un vaso de leche. Se lo mostró y le preguntó:
-¿De qué se hace la mantequilla?
-Por supuesto que de leche.
-¿Me puedes mostrar la grasa en esta leche?
-No te la puedo mostrar, pero está allí. Está disuelta en la leche, no se encuentra en un lugar determinado de ella.
-Así que crees que la grasa en la leche no se puede ver. Aplicando el mismo razonamiento, ¿por qué no puedes creer que Allah, el Creador Todopoderoso, existe pero no puede ser visto?
Al escuchar estas palabras el erudito se dio cuenta de su error. Admitió que había un Creador pero que no podía ser visto. Abandonó su teoría, disculpándose. Aceptó la existencia y la Unicidad de Allah.
لاإله إلاّ الله محمد رسول الله.(صلى الله عليه وسلم).

lunes, 10 de marzo de 2014


La historia del arrepentimiento de Malik Ibnu Dinar
(Rahimahu Allah) 1º parte

Empecé mi vida perdido, totalmente desviado del camino de Al-lah , siempre borracho, comportándome de manera injusta con las personas y con migo mismo,  no había pecado que no había cometido. La gente  estaba harta de mis conductas antisociales.
Dijo: un día  noté que tenía la necesidad de formar una familia y de tener hijos para intentar mejorar. Me casé y tuve una hija preciosa que le puse el nombre de Fátima.
Tenia un amor hacia mi hija que me hacia cambiar y mejorar en mis aspectos y en mi relación con dios, y cada vez que Fátima crecía, crecía y aumentaba  con ella mi fe y disminuían mis pecados y mi adicción a la bebida.
Un día mientras estaba bebiendo vino se acercó mi hija Fátima y empezó  a limpiarme la boca, entonces entendí que Al-lah estaba indicándome através de mi hija que tenia que dejar la bebida…Fátima apenas tenía 2 años.
Cuando mi hija Fátima cumplió 3 años enfermó y murió. Entonces empecé a empeorar y  volver a sumergirme en los pecados alejándome cada instante del camino de Al-lah hasta llegar a ser peor persona de lo que era antes, sin tener la fuerza y la voluntad de soportar lo que soportaría cualquier creyente ante una prueba de Al-lah.
Empecé a caer en las tentaciones de Satán y un día me ocurrió emborracharme como nunca lo había hecho antes. Empecé a beber y beber y a beber hasta que perdí el conocimiento y empecé a soñar…. Y  tuve una visión. Me  encontraba en el día del juicio final, el sol oscurecido, los mares convertidos en fuego y la tierra tembló y resucitaron todas las personas…..         

La historia del arrepentimiento de Malik Ibnu Dinar
(Rahimahu Allah) 2º parte y final

Escuché un ruido detrás de mí y cuando alce la vista para ver qué era ese ruido me encontré con una enorme serpiente gigantesca con su boca totalmente abierta viniendo hacia mi…empecé a correr mientras sentía un enorme miedo y temor pensando que lograría atraparme…de repente me encontré con un hombre anciano muy bien vestido, con  buen aspecto y con un olor a perfume. Le salude y me devolvió el saludo le dije: ayúdame. Socórreme…y me contestó: no puedo  soy débil no puedo hacer nada ante esta bestia pero corre, huye  que ojala Allah te otorgue una manera de salvarte…
Empecé a correr sin parar hasta llegar a unas montañas del infierno que tenían un forma escalonada… me asomé para ver que había en el fondo y casi me caigo de lo asustado que estaba de la serpiente que me  seguía… de repente escuche una voz que me decía: regresa tu no mereces entrar en el infierno, me alegré  mucho escuchar tales palabras y regresé corriendo hacia tras.
Dijo: volví a encontrarme con el anciano y le dije: le he pedido que me protegiera de esta bestia y no lo hizo…El anciano empezó a llorar y me contestó: soy débil, soy muy débil pero…dirígete hacia esa colina donde se encuentran los niños y niñas que mueren, a lo mejor encuentras a alguien que te defienda y te salve.
Me dirigí hacia el lugar que me indico el anciano y me encontré con una colina maravillosa con la forma ovalada, cubierta de telas de seda  bonitas, alfombras extendidas por todo el suelo, murallas de oro rojizo separadas por unos puentes con joyas y diamantes y con enormes puertas….mientras alucinaba sorprendido de lo que veía no paraba de correr sin parar perseguido por la bestia. Cuando me acerque a esa colina se escuchó la voz de los ángeles decir: abrir las puertas, extender el puente, dejar que entre ese pobre desgraciado que a lo mejor encuentre entre vosotros a alguien que le proteja y le salve de la bestia que le persigue.
Logré entrar sin ser alcanzado por la bestia y me quede más alucinado y sorprendido por lo maravilloso que era ese lugar por dentro…sin darme cuenta estaba rodeado por niños y niñas con rostros iluminados que parecían pequeñas lunas llenas. Hasta que  apareció mi querida hija que había muerto y se acercó a mí.
Cuando ella me vio empezó a llorar y decir: es mi padre por Allah, es mi padre. Se acercó a mí y extendió su brazo izquierdo y lo  agarre con  mi mano derecha, y extendió su brazo derecho hacia donde estaba la bestia haciéndole el gesto para que se detuviera y se detuvo y escapo….  Mi hija me había salvado…la abrace muy fuerte arropándola y nos sentamos, entonces ella me dijo mirándome a los ojos y con un tono serio: Papá (¿No es hora ya de que se humillen y se arrepientan los corazones de los creyentes ante la amonestación de Al-lah…?)) Corán 57/16. Empecé a llorar sin parar y le dije: querida hija ¿aquí sabéis cosas sobre el sagrado Corán? Me contestó: Querido papá aquí  conocemos el sagrado Corán más que ustedes.
Le dije: entonces ¿infórmame acerca de esa bestia que me perseguía y quería matarme? 
Me dijo: esa bestia representaba tus malas conductas y acciones (pecados) que has ido fortaleciendo poco a poco. Intentaba atraparte y arrojarte a lo más profundo del infierno.
Le dije: ¿y quién era ese anciano al que me encontré en el camino?  
Me contesto: ese anciano débil representa tus buenas conductas y acciones, le hiciste débil con tus pecados y errores.
Me desperté llorando y asustado por todo lo que había visto en mi sueño, me levante del suelo y me dirigí a mi casa. Cuando me acerqué a la puerta de mi casa escuché a mi vecino que estaba recitando el Corán en voz alta desde su casa decir:¿ No es hora ya de que se humillen y se arrepientan los corazones de los creyentes ante la amonestación de Allah y ante la verdad revelada y de que no sean como quienes, habiendo recibido antes la Escritura, dejaron pasar tanto tiempo que se endureció su corazón? (Corán 57:16)
Y exclamé ¡Si ya es hora, si ya es hora, me humillo ante ti Oh Al-lah y me arrepiento de todos mis pecados!
Esta esta es la historia de mi arrepentimiento dijo Malik Ibnu Dinar que Allah se apiade su alma y de La nuestra Ammin.

Abdussalam ElMesaudi Mohamed

viernes, 14 de febrero de 2014

El cariño del profeta Muhammad (S.W.S) con los más pequeños.

La misericordia del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda la paz, se extendía a todas las criaturas. Cuando veía a un niño en su rostro se reflejaba la felicidad. Solía coger en brazos a los hijos de sus Compañeros, darles palmaditas... Siempre los saludaba, mostraba su afecto y bromeaba con ellos. Una vez vio que un grupo de niños estaba haciendo carreras, se unió a ellos y echo a correr con ellos.
Él, que fue la misericordia para todos los mundos, llevaba a los niños en su camello cuando los encontraba por el camino y les prestaba toda su atención. Anas, que Allah este complacido con él, describió su comportamiento así: “Nunca he conocido a nadie que haya respetado los derechos de la familia y de los hijos más que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda la paz.
Aishah, que Allah este complacido con ella, transmitió que una vez el Profeta Muhammad, que Allah le bendiga y le conceda la paz, estaba jugando con sus nietos. Llego un beduino y, al ver la escena, se sorprendió de cómo les trataba. Preguntó: ‘¡Oh Mensajero de Allah! ¿Les das besos a los niños? Nosotros nunca besamos a nuestros hijos. Ni tampoco jugamos con ellos.’ Nuestro amado profeta , que Allah le bendiga y le conceda la paz, le dijo: ‘Si Allah ha retirado la compasión y la misericordia de vuestros corazones, ¿qué puedo hacer yo".
Esta contestación es la mejor ilustración de la posición del Islam en cuanto a los niños.




ANASHID ISLÁMIA

Loading...

الكراسي العلمية

Loading...