lunes, 23 de diciembre de 2013

La limpieza es la mitad de la creencia.

   La limpieza es la mitad de la creencia.

El Islam nos estimula a mantenernos limpios moral y físicamente, y nos enseña la forma más adecuada de conseguirlo. En el Noble Corán está escrito:
“…Es cierto que Allah ama a los que se vuelven a Él y a los que se purifican…” (Al-Baqara, 2:222)”
   El Mensajero de Allah (que Allah le bendiga y le de la paz) dijo a este respecto:
“Allah es limpio y ama la limpieza.” (Tirmidhi, Adab, 41/2799)
Podemos observar cómo el Profeta Muhammad (que Allah le bendiga y le de la paz), a lo largo de toda su vida, prestó atención a todo tipo de limpieza. Por ejemplo, cuando iba a la mezquita, o a una reunión pública, o visitaba a un Compañero, procuraba ir bien vestido, perfumarse y no comer alimentos que desprendiesen un fuerte olor, como cebollas y ajos, y pudieran incomodar a la gente. Abu Kursafah (que Allah esté complacido con él) comentó una vez a este respecto:
“Mi madre, mi tía y yo fuimos a donde estaba el Mensajero de Allah (que Allah le bendiga y le de la paz) para jurarle lealtad. Cuando salimos, mi madre y mi tía me dijeron: ‘¡Hijo! No hemos visto nunca una persona como ésta. No conocemos a nadie que tenga un rostro tan bello como el suyo, ni que vista una ropa tan limpia como la suya, ni que sus palabras sean tan dulces como las suyas. Es como si una luz saliese de su boca.’ ” (Haythami[…]”
El Islam trajo consigo un sistema basado en la limpieza, la pureza y la cortesía. Nuestro Profeta Muhammad (que Allah le bendiga y le de la paz) dijo en una ocasión:
“La limpieza es la mitad de la creencia. (Muslim, Taharah 1)
Prácticamente, todos nuestros libros de jurisprudencia islámica empiezan con el capítulo dedicado a la limpieza. Como uno de los principios básicos del Islam, hay ciertos actos de adoración que no son permitidos sin antes lavar el cuerpo y el lugar donde se van a realizar. En este sentido, las normas para ir al baño han sido enfatizadas convenientemente. Así, se ordena que no caiga ninguna impureza en la ropa del Musulmán, y que en caso de que cayese debería limpiarse totalmente.
El Mensajero de Allah (que Allah le bendiga y le de la paz) dijo a este respecto:
“La llave para entrar al Paraíso, es Assalat; y la llave para Assalat , es la limpieza.” (Ahmad, III, 340).
De esta forma, El Islam identifica la limpieza con los actos de adoración, a condición de que cuando nos lavamos tengamos el sentimiento de estar adorando a nuestro Creador Al-Lah.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ANASHID ISLÁMIA

Loading...

الكراسي العلمية

Loading...