viernes, 14 de febrero de 2014

El cariño del profeta Muhammad (S.W.S) con los más pequeños.

La misericordia del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda la paz, se extendía a todas las criaturas. Cuando veía a un niño en su rostro se reflejaba la felicidad. Solía coger en brazos a los hijos de sus Compañeros, darles palmaditas... Siempre los saludaba, mostraba su afecto y bromeaba con ellos. Una vez vio que un grupo de niños estaba haciendo carreras, se unió a ellos y echo a correr con ellos.
Él, que fue la misericordia para todos los mundos, llevaba a los niños en su camello cuando los encontraba por el camino y les prestaba toda su atención. Anas, que Allah este complacido con él, describió su comportamiento así: “Nunca he conocido a nadie que haya respetado los derechos de la familia y de los hijos más que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda la paz.
Aishah, que Allah este complacido con ella, transmitió que una vez el Profeta Muhammad, que Allah le bendiga y le conceda la paz, estaba jugando con sus nietos. Llego un beduino y, al ver la escena, se sorprendió de cómo les trataba. Preguntó: ‘¡Oh Mensajero de Allah! ¿Les das besos a los niños? Nosotros nunca besamos a nuestros hijos. Ni tampoco jugamos con ellos.’ Nuestro amado profeta , que Allah le bendiga y le conceda la paz, le dijo: ‘Si Allah ha retirado la compasión y la misericordia de vuestros corazones, ¿qué puedo hacer yo".
Esta contestación es la mejor ilustración de la posición del Islam en cuanto a los niños.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ANASHID ISLÁMIA

Loading...

الكراسي العلمية

Loading...